· 

Los quehaceres de un localizador interno

¿Qué hace un localizador de videojuegos? ¿Influye en su tarea el ser autónomo o el trabajar dentro de una empresa? En esencia y simplificando el concepto al máximo, se puede decir que la tarea básica de un localizador autónomo y de uno interno es la misma: trasladar los textos de los videojuegos de un idioma de origen a un idioma de destino. No obstante, ambas figuras presentan multitud de rasgos diferenciadores, muy evidentes en algunos casos y no tan evidentes en otros. Una de esas diferencias clave consiste en la capacidad de decisión en cuanto al tipo de tareas que uno está dispuesto a asumir y, por tanto, en cuanto al tipo de evolución profesional que se desea.

 

En términos generales, los localizadores autónomos pueden decidir hacia dónde quieren dirigir su carrera y qué tipos de servicios quieren ofrecer, por lo que de entrada nada les impide el dedicar su tiempo únicamente traducir si eso es lo que más le gusta (otra cosa es que ello sea deseable o incluso rentable, pues cuantos más servicios se ofrezcan más oportunidades laborales podrán encontrarse). Sin embargo, cuando un localizador de videojuegos desempeña su labor dentro de una empresa, este estará irremediablemente sujeto a los posibles cambios internos que en ella se produzcan y, con ello, a la evolución de las necesidades y requisitos exigibles al departamento de localización y a sus miembros, tanto a nivel intra- como interdepartamental. En ocasiones, uno puede verse «obligado» a dejar de ser un «simple traductor» para aprender cosas nuevas e internarse en áreas laborales hasta entonces desconocidas.

 

En este artículo, voy a centrarme en la figura del localizador interno para comentar, brevemente y según mi experiencia y conocimientos, las diversas tareas que puede llegar a recibir un localizador cuando trabaja in-house

 

Tipos de tareas en un departamento de localización

 

Traducción

 

Se trata de la tarea básica y principal en todo departamento de localización que se precie. Por muchas otras tareas que asuma el localizador en su trabajo, gran parte de su tiempo lo ocupará traduciendo textos. Sin embargo, ha de tenerse en cuenta que no resulta para nada extraño que el localizador de videojuegos tenga que enfrentarse a menudo a textos pertenecientes a otras áreas de especialización, como campañas de marketing, notas de relaciones públicas, textos técnicos, currículos, contratos, anuncios... Por sus manos puede llegar a pasar todo un abanico de tipologías textuales que en principio no serían de su competencia, pero debido a la necesidad y la escasez de recursos caen normalmente dentro de su ámbito de responsabilidad.

 

Redacción

 

En ocasiones, los localizadores internos reciben tareas de redacción de textos en su idioma, principalmente para campañas de marketing en las áreas de SEO y SEM. Como representante de una comunidad lingüística, nadie dentro de la empresa conoce tan bien el contexto cultural en el que esta se desenvuelve, lo cual convierte al localizador en el candidato ideal (a falta de un nativo especializado) para redactar textos lingüísticamente correctos y adaptados al mercado en esa lengua.

 

Control de calidad (alias testeo)

 

En una empresa internacional, lo ideal es que exista un departamento encargado del control de calidad lingüística de los videojuegos. Sin embargo, esto o bien no sucede así en todos los casos, o bien en determinados momentos de mucho trabajo puede que se necesiten refuerzos. Es ahí cuando se suele solicitar ayuda a los miembros del departamento de localización para que el producto llegue al usuario tan limpio y libre de errores como sea posible.

 

Búsqueda de palabras clave

 

Dentro de una empresa de desarrollo de videojuegos de carácter internacional, el departamento de marketing digital debe encargarse de entrar y asentarse en muchos mercados distintos con lenguas también muy distintas. Debido a ello, a menudo esos departamentos deben estructurarse en torno a regiones más amplias (Europa, América, Asia, etc.), puesto que la disponibilidad de un encargado nativo para cada comunidad lingüística es imposible. Por eso, en ocasiones se recurre a los miembros del departamento de localización para que realicen pequeñas búsquedas de palabras clave que más tarde se usarán, por ejemplo, en las campañas de SEO y SEM.

 

Revisión

 

Otra tarea muy habitual y definitivamente esencial en el día a día de un localizador interno. Y esto es así en todas sus variantes: tanto la revisión de las traducciones propias (lo cual no es otra tarea sino algo que se debe hacer SIEMPRE), como la corrección de traducciones de tus compañeros de equipo si los hay y, a veces, también la corrección de traducciones realizadas por proveedores externos cuando los recursos internos de la empresa no son suficientes.

 

Atención al cliente

 

En algunas empresas, sobre todo las más pequeñas, el departamento de localización y el de atención al cliente están íntimamente relacionados. En ocasiones, los propios traductores (aunque en esos casos la traducción suele ser en realidad la tarea secundaria) deben encargarse también de la comunicación con el cliente, tanto directa (para la solución de problemas, por ejemplo) como indirecta (en la gestión de comunidades en línea, foros o espacios en las redes sociales).

 

Coordinación

 

Dependiendo del tamaño, la estructura, y otro sinfín de aspectos relacionados con la propia empresa de videojuegos, y debido a la alta carga de trabajo y a la limitación de tiempo y de recursos, puede que sea necesario que los miembros del departamento de localización tengan que encargarse de la coordinación intra- o interdepartamental de bien determinados productos o bien determinados proyectos. También es habitual que esas tareas de coordinación se refieran a la colaboración con proveedores de servicios de localización externos cuando la carga de trabajo obligue a ello.

 

Retoque gráfico

 

En realidad, la mayoría de empresas disponen de artistas gráficos que se encargan de este tipo de tareas, para las cuales un localizador podría no estar lo suficientemente cualificado. Sin embargo, como he mencionado antes, si la empresa es muy pequeña o no se dispone de los recursos suficientes, podría solicitarse la intervención del propio traductor en la localización de gráficos.

 

Estas, entre otras, son las tareas que yo personalmente he tenido que desempeñar alguna vez o que me consta que se realizan en determinados departamentos de localización, sobre todo en la industria de los videojuegos. Al trabajar como autónomo, a menudo es posible decidir cuáles de estas tareas se quieren desempeñar y, por tanto, qué servicios se van a ofrecer en función de los gustos o la propia preparación del localizador. Sin embargo y en cualquier caso, de lo que no cabe duda es de que un localizador puede llegar a aprender mucho con este tipo de trabajos adicionales, lo cual contribuye a que «se complete» aún más como profesional. En mi opinión, contrariamente a lo que se dice, el saber sí ocupa lugar, pero sin duda, en este caso, merece la pena llenar ese espacio.

Write a comment

Comments: 0